«Página principal | ¡¡¡¿¿¿Pero esto qué es???!!! » | Los Lunes Felices. Hoy: Subculture » | Todas las chispas se apagan » | Okupas, Castillos y Platillos Volantes (II) » | La Cita Ferpecta » | Los Lunes Felices. Hoy: New Order » | 1521... » | Premios de consolación » | Okupas, Castillos y Platillos Volantes (I) » | Los Lunes Felices. Hoy: Joy Division (II) »

Hoy es dos de mayo, siniooora... los rumanos madrileños celebramos el levantamiento de unos campesinos bronxtoleños (sí, por aquel entonces ya se llamaban así) y de demás pueblos circundantes que, en 1808, se negaron a ser civilizados por los simpáticos, educados y piadosos franceses:



Pero yo no estoy aquí para dar lecciones de historia a nadie (¿o quizá sí?). Lo que, oficialmente, se celebra hoy es la fiesta de la Comunidad de Madrid. Esa es la razón por la cual los madrileños podemos disfrutar de un macropuente de cinco días dedicados a la holgazanería y a la quema de contenedores y lanzamiento de pelotas de goma. Como sabes, la Comunidad de Madrid es una región (por llamarla de alguna forma) española surgida de la entrañable época conocida como "la Transición", así como del concepto que un ministro de la UCD acuñó por aquel entonces: el "Café para Todos". Lo que, obviamente, no se llegó nunca a especificar fue qué tipo de café (con leche, cortado, descafeinado...) nos tocaba a cada uno. En el caso de la mayoría de las provincias castellanas, se optó por un descafeinado de esos de sobre que quedaba muy lejos del que copaban las grandes tazas que años antes se habían repartido entre las conocidas como "comunidades históricas". El caso de la provincia de Madrid, sin embargo, fue distinto, ya que lo que se repartió por aquí no fue café, fue cerveza. Si no te lo crees, no tienes más que echarle un vistazo al escudo y a la bandera de "esta nuestra Comunidad":



Espero que nunca te dejaras engañar por la historia aquella de no sé qué siete estrellas o puertas pero, por si acaso, voy a contarte la verdadera historia. La creación de la Comunidad de Madrid, en marzo de 1983, respondió en su momento a una campaña publicitaria de la famosa compañía cervecera "Majou", también conocida como "Maou" o, simplemente, "Mau". El objetivo de Majou era relanzar su icónico producto "Majou Cinco Estrellas", cuya venta atravesaba una pequeña crisis causada por los cambios a los que se enfrentaba el mercado español en aquellos tiempos, que facilitaron la entrada en nuestro país de numerosas marcas de cerveza extranjeras. En vista del negro panorama que se avecinaba, con las Heinekens, Budwéisseres, Karlsbergs y demás micciones noreuropeas amenazando con corromper la estética de cualquier barra tradicional española, la cervecera decidió desarrollar la más brutal y duradera campaña publicitaria de la historia de las compañías cerveceras. Y así, con el apoyo de algún que otro grupo político, consiguieron la aprobación del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid, el cual sentaba las bases de la feroz campaña, a la vez que le daba sustento por tiempo indefinido. Como ya habrás podido deducir, la estrategia de Majou consistía en introducir subliminalmente el logotipo de la "Cinco Estrellas" en la enseña de la Comunidad, conocida popularmente como "La Cervecera", así como en su escudo. Lo de las siete estrellas de la versión oficial de la bandera era para despistar, pues todos sabemos que las verdaderamente importantes son cinco.

Tras más de 20 años desde el inicio de la campaña, huelga decir que ha sido un incontestable éxito, al haberse convertido a la Comunidad de Madrid en orgullosa portadora de la imagen de Majou por toda España y parte del extranjero. Así como la penetración del símbolo en absolutamente todos los bares y tascas de mala muerte madrileños, donde el logotipo de la Majou Cinco Estrellas se ha convertido en cartel oficial de bienvenida, ocupando los más hermosos y apreciados rincones de estos entrañables locales.

Toda esta lección de historia, contrastada y absolutamente verídica, no era más que una excusa para desearos a todos, aunque un poco tarde, un feliz 2 de mayo, Día de la Comunidad cervecera de Madrid. Lo celebraré tomándome una majou... pero majou "clásica", que la "cinco estrellas" apesta.


Etiquetas: , , , , , ,

pues a mi la cerveza, ni cinco estrellas ni una...el zumo de cebada no me va.

Aunque Madrid me encanta y si viviera ahí aún más me hubiera encantado tener el acueducto que habéis tenido con la llegada del nuevo mes.

Vusotros si que sabéis, caguentó!!


Si no te gusta la cerveza, aquí no serás bien recibida.

Es broma :P. Gracias por pasarte por aquí :).


Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo

Crear un enlace