«Página principal | Desde mi Ventana (I) » | P. O. M. » | La novia del asesor fiscal... » | Bombazo » | Sinónimos y antónimos » | Titulo, dewxcripcin » | Mani » | Sabe raro. Muy raro. Rarísimo » | Muertes en series de ficción » | Nihilistas, fachadas, caricias y bolsas de plástic... »


Mola tener un blog. Para unos representa una forma de libre expresión que les permite dar a conocer al Mundo sus planes para la liberación del ser humano; para otros es un diario personal en el que pregonar a los cuatro vientos que este "finde" ligaron o explicar cómo se les quemaron las torrijas mientras se pajeaban leyendo el contador de visitas; también hay quien lo usa como un pasatiempo con el que llenar su insignificante existencia de forma que nunca le dé tiempo a pensar en cortarse las venas y cosas así; otros lo toman como una forma de desahogo para que todo el mundo sepa lo cabrones y ruidosos que son sus vecinos o lo hijnorante que es su compañero de clase bakala; para un grupo muy significativo de blogueros también supone un argumento para demostrar que están a la última y que son los más modernos del barrio.

Todo esto no me lo he inventado yo, está extraído de una encuesta que hicieron hace ya la tira de tiempo pero seguro que es perfectamente aplicable a la blogosfera actual. Otra de las opciones que presentaba era la de los que ven en su blog su propio periódico. Pues mira, no es una mala idea y, además, con la moda esta de la dospuntocero tenemos muchas más facilidades para convertirlo, no sólo en un periódico, sino en nuestro propio canal de TV, emisora de radio... En mi caso, he decidido dotar a este apestoso blog de un formato ligeramente televisivo, con una sección fija determinado día de la semana a cierta hora, para competir con... ¿Qué ponen los lunes por la noche en la tele? La verdad es que no tengo ni idea. Sea como fuere, te dejo con el primer episodio y, probablemente, último -no prometo nada- de Los Lunes Felices .




Hoy, 24 Hour Party People, uno de los más notables filmes del gurú del cine gafapasta Michael Winterbottom. No sé qué es lo mejor de esta película. No sé si es su transgresora dinámica de pseudo-documental, no sé si es que trata sobre la historia de varios de mis grupos favoritos, no sé si es por la magnífica banda sonora que, en este caso, resulta imprescindible para comprender la película. No sé si será que tiene los mejores títulos de crédito que jamás he visto:



¿Qué esperabas? ¿que pusiera la película completa aquí para que la vieras por la cara? Pues no, de momento con los céditos iniciales (bueno, no salen al principio del todo, pero casi) nos vale para que corras hacia la fuente que creas más oportuna y la veas.

Fin del primer episodio de "Los Lunes Felices".




Como habrás comprobado, todo esto no era más que una triste excusa para traducir el nombre de los Happy Mondays tal día como hoy: lunes.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Enlaces a este artículo

Crear un enlace