«Página principal | Summercase 2007: día 2 (I) » | Lo hicieron » | Do it Again » | El juego más irritante del Mundo » | Just Like Honey » | Castillos de naipes » | 5 videoclips » | God is a DJ » | Una manera rápida y eficaz de conseguir que te adu... » | Conciertos en Fabchannel »

¿Dónde lo dejamos ayer...? Vale, ya me acuerdo, dejamos al novio de Sofia Coppola mientras era devorado por sus fans en cierto estado de embriaguez. Continuamos:

  • Después de Phoenix llegaban los Flaming Lips, que ya llevaban un rato preparando toda la parafernalia de confetis, disfraces, globitos y demás bobadas que suelen llevar a los conciertos. Hay que reconocer que el inicio fue espectacular, con el cantante introducido en una gran burbuja que rodó durante más de un minuto pasando de mano en mano entre el enfervorizado público (mejor míralo en el vídeo al final). Y a partir de ahí la verdad es que no me quedan muchos más recuerdos interesantes. Globitos, serpentinas, decenas de personas sobre el escenario haciendo el moñas (papasnoeles, marcianitos...) y un repertorio de canciones excesivamente dominado por los tres últimos álbumes de una banda que tiene más de diez. Por supuesto, respeto completamente esta nueva época del grupo en la que parece que han alcanzado un mayor éxito comercial (ganando grammies y demás...) y entiendo que se identifiquen más con ella a la hora de preparar un concierto pero, personalmente, echo de menos algo de su época más joven: Clouds Taste Metallic, Oh My Gawd, Transmissions from Satellite Heart... Yo iba preparado al menos para escuchar She Don't Use Jelly, pero conviertieron el concierto en semejante sopor que terminamos yenndo a coger sitio para Arcade Fire unos cuarenta minutos antes de que empezaran. Fue la decisión más inteligente de la noche.


    The Flaming Lips: el numerito de la burbujita


  • Aquellos cuarenta minutos de espera merecieron la pena para conseguir situarse de cara al que se convertiría en el gran momento del fin de semana: Arcade Fire. Por supuesto, no pude ponerme en las primerísimas filas, ya que había cientos de personas que no se habían movido del sitio desde que empezó Phoenix en el mismo escenario dos horas y media antes, pero sí en un lugar aceptable y libre de agobios. En cualquier caso, aquello era lo de menos. Con Keep the Car Running comenzaba más de una hora de concierto con un grupo de diez personas (si no conté mal) totalmente entregadas, disfrutando de lo que hacían y disfrutando de un público extraordinario que coreaba todas y cada una de sus ya míticas canciones. Creo que no merece la pena tratar de explicar los sentimientos y las emociones que pasan por la cabeza de uno mientras salta y grita como una fan histérica al escuchar Rebellion (Lies) o Laika (hay a quien le jode, pero un concierto de rock, aunque sea de Arcade Fire, no es exactamente un auditorio) o mientras disfruta extasiado de la atmósfera creada por Ocean of Noise o Wake Up, con las que cuesta hasta retener las lágrimas, y, como veo que mucha gente llega aquí interesada en encontrar los set lists de los conciertos, concluyo con la lista completa de la actuación en Madrid, que acaban de poner en el foro, porque yo sería incapaz de haberlo reconstruido solo:

    Keep the Car Running
    No Cars Go
    Haiti
    Poupée de Cire, Poupée de Son (France Gall cover)
    Neon Bible
    Intervention
    (Antichrist Television Blues)
    Neighborhood #2 (Laika)
    Ocean of Noise
    Neighborhood #1 (Tunnels)
    Neighborhood #3 (Power Out)
    Rebellion (Lies)
    bises:
    Wake up


    En Barcelona, además de cambiar el orden de alguna canción tocaron Black Mirror y Windowswill, faltándoles (Antichrist Television Blues).


    Arcade Fire: Neighborhood #2 (Laika)


  • Después de Arcade Fire uno podía haberse ido ya a casa tranquilamente con una sonrisa en la cara y la sensación aquella del deber cumplido, pero la noche era muy larga y aún se podía sacar algo de ella. La siguiente estación fue Bloc Party y la sensación de déjà vu previsible al haberles visto ya hace escasamente dos meses. Si bien no estuvieron a la altura del concierto de La Riviera, no fue una mala opción para continuar, con un Kele muy animado que se apuntó a la moda de meterse entre el público por un momento. No puedo contar mucho más porque a partir de aquel concierto ya empezaba a notarse el peso de las horas y, sobre todo, de las cervezas.


    Kele Okereke, cantante de Bloc Party


  • Después de Bloc Party había un rato para ver terminar a LCD Soundsystem, uno de los grupos que más ganas tenía de ver, pero no pudo ser, era el momento de descansar un poco y la verdad es que la carpa en la que tocaban estaba absolutamente repleta, así que habrá que esperar otra ocasión mejor. Llegados a este punto y ya ligeramente recuperados de lo que hasta aquel momento había sido una noche intensísima, sólo quedaba rematar la fiesta con los 2manydjs. Poco más se les puede pedir a estos belgas, que nos tuvieron allí bailando sin parar durante las casi dos horas que estuvieron... bailando y, en mi caso, sin parar de beber cerveza y viendo como los euros volaban de mi bolsillo gracias al escandaloso precio de las cañas, las cuales terminarían pasándome al día siguiente una factura que no era precisamente económica. De la sesión la verdad es que no puedo recordar demasiado, debido a mí estado, pero sí creo que puedo decir que no decepcionaron, con mucha electrónica y sabiendo introducir algún tema de rock esporádicamente para contentar a la horda gafapastil (pincharon algo de Arcade Fire, aunque soy incapaz de recordar qué canción)...


    2manydjs: comienzo de su sesión en Boadilla


    ...y así es como terminaba todo, a las 6 de la mañana y después de más de 20 agotadoras horas de música tras las cuales sólo queda esperar que se pueda repetir algo así el año que viene...


  • Etiquetas: , , , , , ,

    Enlaces a este artículo

    Crear un enlace