«Página principal | Lo hicieron » | Do it Again » | El juego más irritante del Mundo » | Just Like Honey » | Castillos de naipes » | 5 videoclips » | God is a DJ » | Una manera rápida y eficaz de conseguir que te adu... » | Conciertos en Fabchannel » | Bruce Willis es gafapasta »

La resaca post-festivalera me impidió escribir ayer algo en condiciones, y lo que aún queda de ella (por increíble que parezca) creo que me lo va a seguir impidiendo hoy, pero algo habrá que poner...

Llegaba al segundo día de Summercase con dos objetivos ineludibles: ver a Editors y Arcade Fire... todo lo que pudiera venir después sería un regalo. La tarde comenzó un poco accidentada, constatando desde ese momento gran parte de las carencias organizativas de este festival. Tuve que perder cerca de media hora toreando a estúpidos seguratas para conseguir pasar mi nueva cámara, una compacta que previamente al festival me garantizaron que se podía llevar y con la que el día anterior no tuve ningún problema a la hora de entrar. La verdad es que al final no terminé haciendo más de dos o tres fotos decentes, ya que aún no sabía utilizarla muy bien, pero estaba claro que tenía que pasarla por pura cabezonería y por demostrarle al segurata que soy más listo que él y que por mucho que el hijo de puta (hay que decirlo más) se empeñara en retenerme siempre me quedaría algún recurso para conseguir "huir" y entrar al recinto por otra puerta en la que mi cámara pasara desapercibida. Sobra decir que lo conseguí, pero esto es una historia que no tiene absolutamente ninguna relevancia, más que la de avisar a futuros asistentes de que han de andarse con cuidado con el tema de las cámaras fotográficas, porque en ocasiones es difícil entrar con ellas y poder llevarse algún recuerdo del festival. Pasemos a lo realmente importante, pues...

  • Llegamos justo a tiempo para escuchar a los 1990s en la carpa pequeña, mientras caía la primera y refrescante cerveza de la tarde (de precio escandaloso, todo hay que decirlo). Los 1990s son un grupo formado recientemente en Escocia, integrantes de esa "nueva ola de la nueva ola de la nueva ola" (ha habido tantas olas y tantas nuevas olas que no estoy muy seguro de la multiplicidad que ha de llevar la palabra "nueva", pero espero que se me pueda disculpar la imprecisión) del rock británico que inunda festivales de toda la geografía española y europea durante estos tiempos: Kaiser Chiefs, Arctic Monkeys, Kasabian, Futureheads, The Ordinary Boys... 1990s llegaban aquí presentando su primer álbum, llamado Cookies, con un pequeño repertorio de canciones sencillas a la vez que animadas, ideales para pasar un buen rato a esas horas de la tarde mientras uno se prepara para lo que viene después. Poco más de media hora con una banda de apenas tres personas bastaron para cubrir las expectativas que tenía de este grupo que coincidió con los Hidden Cameras, otros que recibieron buenas críticas, pero uno no puede ver a todos a la vez, claro. La calidad de los vídeos que mostraré a partir de ahora sobre esta y otras bandas deja bastante que desear, pero es lo único que he podido encontrar:


    1990s: Situation


  • Editors. Fue una auténtica pena lo de este grupo, una de las grandes atracciones del festival, condenado a tocar por la tarde y en 40 escasos minutos. Aun así, dieron un gran espectáculo, demostrándonos a todos que en directo suenan tan enormes como en las grabaciones. Blood, All Sparks, Munich, An End Has a Start, Smokers Outside the Hospital Doors... a pesar de las limitaciones, no faltó casi ninguno de los grandes temas de la banda liderada por Tom Smith. Espero que vuelvan muy pronto por aquí, y si lo hacen seguro que será en mejores condiciones. Lo merecen como nadie.


    Tom Smith, cantante de Editors


  • Después de los Editors llegaba un momento ideal para descansar, comer algo y seguir bebiendo... aun así y, a pesar de perderme a Sr. Chinarro, lo cual me dolió un poco, hubo algo de tiempo para ver terminar a Lily Allen, una de las artistas peor criticadas de esta edición (desde antes del festival), por la sencilla razón de que su música no encaja en el espíritu gafapasta que impregna todos y cada uno de los rincones de este festival. Está claro que no era una de las grandes figuras del Summercase, pero el rato que la estuvimos escuchando sirvió para aportar un poco de variedad, que nunca viene mal, al descarado monopolio del rock y del indie pop en las tardes del Summercase. Hay quien dice que la chica iba muy borracha en el concierto... pues lo que yo digo es que el que se atreva a decir eso no vio el año pasado a Adam Green en Madrid.


    Lily Allen: Littlest Things


  • En torno a las 10 de la noche se daba uno de esos malditos triángulos de coincidencias con los que uno no sabe qué hacer: The View, Phoenix y PJ Harvey. En cuanto a los primeros, tenía más o menos asumido que me los perdería, a pesar de que me apetecía bastante escuchar a este grupo que tanto me recuerda a los grandiosos y, de momento, disueltos, Libertines. De PJ Harvey no soy muy seguidor y no he escuchado más de un disco suyo, pero a mis amigas les apetecía verla, así que allí estuvimos los primeros minutos en una carpa a reventar de gente. Iba ella sola. Su maravillosa voz, una guitarra y un teclado le bastaron para contentar a una enorme legión de fans que coreaba absolutamente todas las canciones, tanto que en algunos momentos a quien más se oía era al público. Poco después, abandonamos la agobiante carpa para acercarnos a ver terminar el que fue uno de los mejores conciertos de la noche. Phoenix es un famoso grupo francés del que ya he hablado aquí en alguna ocasión: pop electrónico combinado con guitarras capaz de convertirse en una auténtica fiesta, que terminó con el cantante como loco cantando entre el público. Fue uno de los grandes momentos del fin de semana. Casi se lo comen:


    Phoenix: Napoleon Says


    Y hasta aquí hemos llegado hoy. Hay que dosificar un poco la crónica con la que continuaré mañana, y está muy claro de quién voy a hablar... de una banda fuera de lo normal, incomparable con cualquier otra de las que existen actualmente, que consiguió hacerme pasar uno de los mejores momentos de mi vida.


    Arcade Fire


    Tampoco faltará un repaso al primer día, que el sábado quedó, como era de esperar, muy esquemático.


  • Etiquetas: , , , , , ,

    Enlaces a este artículo

    Crear un enlace