«Página principal | Triángulo de Amor Bizarro » | La cultura es tortura » | Ataja » | Saber pajearse » | Las Aventuras de Manolo Kabezabolo » | Alto el fuego » | He descubierto que soy un sucio y perverso plagiad... » | El viejo iPod » | ¡O... zzyyy! » | Forges »

Llevaba toda la semana esperando que llegara el viernes en el que, supuestamente, se iba a publicar el cartel del Viña Rock, el famosísimo festival "Arte Nativo" de este 2007. Lo último que se esperaba uno es que la noticia de este fin de semana no fuera la larga lista de artistas que luego comentaré. Y es que todos (creo) nos hemos quedado de piedra al enterarnos de que, a poco más de dos meses del evento, la organización ha decidido trasladar el festival a Benicàssim (Castellón), después de 11 años en Villarrobledo (Albacete). La decisión, como era previsible, va a traer cola. En el pueblo castellano es lógico que se sientan de alguna manera "traicionados" por Matarile (los organizadores del Viña Rock desde su fundación) al dejarles súbitamente sin un evento que todos los años atraía a más de 50000 personas, el doble de la población de este municipio. Todo esto cuando ya se había comenzado a vender entradas, con la consiguiente "gracia" que iba a suponer para aquellos que poco después de adquirir la suya se enteraran de que ahora tienen que ir a 300 kilómetros más al noreste, o bien quedarse en casa. Por otra parte, los organizadores se quejan de que el Ayuntamiento de Villarrobledo no ha cumplido con los requisitos que, teóricamente, deben cumplir las instalaciones y el espacio destinado al festival para poder afrontar con garantías el crecimiento que año a año venía experimentando. Sí que es cierto que en los últimos años se estaba dando una masificación que podía incomodar tanto al público como a los habitantes de la ciudad. Ya veremos si con este nuevo escenario se solucionan todas las carencias que pudiera tener el anterior. El tiempo dará o quitará la razón a quien corresponda, aunque la verdad es que da un poco de pena que después de tantos años Villarrobledo se quede sin su festival. Yo ya le había cogido cariño al pueblo en los dos años que estuve, si bien estoy seguro de que Benicàssim, con la experiencia del otro gran festival celebrado en España, el FIB, al menos dará la talla. Eso sí, habrá que ir pensando en quetarle el "Viña" del nombre y en cambiar la llanura manchega por la costa levantina. Esto no pinta del todo mal.

Al margen de toda esta historia, lo más importante es que falta ya muy poco para disfrutar de un nuevo Viña Rock y, a falta de dos confirmaciones más, ya tenemos el cartel casi completo. Como todos los años, hay al menos 6 o 7 grupos por los que merece la pena ir, y tendremos los cuatro escenarios de siempre (Matarile, Republicca, New Rock y Senheiser), destinados a cada uno de los cuatro grandes bloques de estilos en los que podríamos clasificar a los artistas que acuden allá. Lamentablemente, hay que decir que desaparece el escenario Radio 3 que el año pasado complementó a los otros cuatro apostando por grupos con un perfil más alternativo e independiente. Y es que una de los grandes defectos que le veo a este cartel es la ausencia de propuestas musicales que en las últimas ediciones se habían ido introduciendo tímidamente, más cercanas al indie (Sidonie, Unfinished Sympathy...) o la electrónica (CuturaProbase, Mojo Project...). Pronto comentaré un poco con detalle el contenido de la lista que dejo a continuación, que esto ya se está alargando mucho. De momento, nos quedaremos con los siguientes nombres: Fermin Muguruza, Ojos de Brujo, Hora Zulú, Todos tus Muertos, Frank T, Violadores del Verso, Tote King... Casi nada.

Etiquetas: , , , ,

Enlaces a este artículo

Crear un enlace