«Página principal | \ » | 7 » | ¿Diseño definitivo? » | Top 20 Babasónicos » | Algunas noches soy fácil... » | 3 » | 1 »



Este cuatrimestre me matriculé en una asignatura de libre elección que se llama "Ingeniería de la Música", en la que estudiábamos muchas cosas relacionadas con la música desde un punto de vista más técnico que artístico: principios físicos del sonido, instrumentos tradicionales, instrumentos electrónicos, técnicas de grabación y producción... La verdad es que estuvo bien, se aprenden unas cuantas cosas y se pasan buenos ratos en unas clases en las que además escuchábamos música... no estaba mal, no. El caso es que la evaluación consistía únicamente en hacer y presentar luego en clase un trabajillo sobre el tema que quisieras. Un compañero y yo decidimos hacerlo sobre un estilo musical: el turntablism. Simplemente fue un pequeño ensayo comentando lo que es y en qué consiste su técnica. El capítulo de introducción se titula "¿Qué es el turntablism?", y lo voy a poner aquí. Otro día si me acuerdo colgaré por ahí el PDF completo.


¿Qué es el turntablism?

Corrían los años 50 y en las calles de Kingston, Jamaica, hacían furor un tipo de fiestas conocidas como sound systems. En ellas, centenares o incluso miles de personas se reunían para escuchar los discos que Duke Reid, Coxsone Dodd y otros personajes muy conocidos por todos ellos hacían sonar con sus potentes equipos (los sound systems propiamente dichos) en la calle. Eran los disc-jockeys, hoy más conocidos como “deejays” (DJ’s), y es entonces cuando comienzan a ser considerados como algo más que meros intermediarios entre los artistas y el público. En los sound systems, el artista era el propio DJ, creador en cada una de sus espectáculos de nuevas obras musicales en base a otras previamente selecionadas entre sus discos de vinilo.

Sirva esto como introducción a lo que algunas décadas más tarde se convertiría en la máxima expresión del disc-jockey como creador musical: el turntablism. Se puede definir turntablism como el “arte de manipular sonidos y crear música con el uso de al menos un plato giradiscos (turntable, en inglés) y una mesa de mezclas”. Se trata, pues, de un estilo musical en el que un DJ utiliza su equipo para manipular los sonidos de sus discos obteniendo nuevas composiciones a partir de las originales, y también introduciendo sonidos completamente nuevos gracias a técnicas como el scratching (ver seción 4 de este documento) o al uso de las diversas funciones la mesa de mezclas (sección 3).

El turntablism, también conocido como DJ’ing, se considera como uno de los “cuatro elementos” que confoman el conjunto de manifestaciones de arte urbano conocidas como “cultura hip-hop”. Los otros tres elementos son el MC’ing, el graffiti y el breakdancing. MC’ing es una forma de denominar la práctica del rap, el estilo musical más popular asociado a la cultura hip-hop, y a cuyos cantantes se les suele dar el apelativo de MC’s (emcees), abreviatura de la expresión inglesa “master of ceremonies” (“maestro de ceremonias”), de ahí el término MC’ing. El graffiti y el breakdancing son otras formas artísticas, de pintura y de baile, respectivamente, que conforman esos cuatro elementos.

Desde los años setenta, de forma paralela al desarrollo de la cultura hip-hop aparecieron DJ’s que no sólo constituían el único acompañamiento musical del MC en la música rap, sino que realizaban sus propias actuaciones en directo y desarrollaron multitud de técnicas creativas. Uno de los pioneros fue el jamaicano DJ Kool Herc, que después de vivir su infancia en las calles de Kingston inmerso en el mundo de los sound systems se trasladó al Bronx, Nueva York, a la edad de 12 años, donde pronto comenzaría a crecer su reputación como disc-jockey. Se le considera el precursor del breakbeat, un estilo de “pinchar” discos en el que se utilizaban principalmente los fragmentos de las canciones conocidos como breaks, que se extraían para reproducirlos repetidamente, creando composiciones destinadas al baile. Actualmente el breakbeat se considera uno de los principales subgéneros de la música electrónica, que engloba a varios estilos basados en patrones de percusión 4/4, entre los que destacan todas las variantes musicales relacionadas con el hip-hop.

El estilo creado por Kool Herc tendría su continuidad con otros artistas como Grand Wizard Theodore o Grandmaster Flash, que en los últimos años setenta introdujeron en el turntablism innovaciones como la técnica del scratching o el cutting, respectivamente. Es en los primeros años ochenta cuando DJ’s como el ciado Grandmaster Flash en su grupo de rap Grandmaster Flash and the Furious Five o Afrika Bambaataa en Afrika Bambaataa & Soulsonic Force alcanzan grandes cotas de popularidad y encuentran su lugar en el mercado discográfico. De estos primeros años hay que destacar también el primer gran “hit” musical en el que aparecían técnicas propias del turntablism. Es el tema Rockit, que el conocido músico de jazz Herbie Hancock incluyó en su álbum Future Shock, de 1983, en el que colaboraba con el DJ Grand Mixer DXT en una canción que se convertiría en un referente para los disc-jockeys de hip-hop y que en la actualidad sigue siendo extremadamente popular.

La década de los años 80 supone, por tanto la del desarrollo del género, si bien el término turntablism aún no es muy conocido y las producciones discográficas centradas sólo en el trabajo de los DJs son prácticamente inexistentes. Se puede decir que el turntablism consigue la “independencia” como género musical en la década de los 90, cuando una nueva generación de disc-jockeys como DJ Q-bert o Kid Koala no sólo continúan con la evolución de las técnicas introducidas por sus maestros sino que también son responsables de la creación de sellos discográficos dedicados en exclusiva a este estilo o de la aparición de multitud de competiciones o “batallas” de DJs que les llevarían a encontrar su lugar en el mercado musical.

Etiquetas: , ,

Enlaces a este artículo

Crear un enlace