«Página principal | 3 » | 1 »

...uooouoooh, no acato límites.

Hay dos etapas muy claras en ese grupo conocido como Babasónicos. La primera corresponde a aquella banda que irrumpió a principios de los noventa en el prolífico universo del rock argentino con su hit D-Generación. Ahí nacía uno de esos grupos transgresores, capaces de reinventarse a sí mismos, sin complejos, acercándose a los sonidos del heavy metal, del hip-hop, del rap-metal, de la electrónica... siempre con la energía propia de los más grandes de la historia del rock. Es en esta primera época de casi una década en la que se combinan todos esos ingredientes para dar origen a lo que Babasónicos es hoy: uno de los más grandes de la historia del rock latinoamericano. Y hoy es cuando nos encontramos en la segunda etapa en la historia del sexteto encabezado por Adrián Dárgelos, que se puede decir que comienza con la publicación en 2001 del multipremiado álbum Jessico. Una verdadera obra maestra que abría nuevos horizontes para el grupo, como se vino confirmando con sus dos siguientes trabajos. Se convertían así en un grupo de pop accesible a más público, capaces de sonar como los gigantes del pop electrónico en Los Calientes, o como los clásicos del rock argentino en Irresponsables, o como los viejos éxitos de los propios Babasónicos en Pendejo, o como... Esta exitosa etapa, que tiene clara continuidad en su último álbum es la que parece que los ha lanzado definitivamente hacia el público español, en el que, por increíble que parezaca, las bandas argentinas no terminan de conseguir el hueco que merecen, probablemente debido únicamente a cuestiones de marketing.

En estas se presentaban el domingo en una repleta sala Heineken de Madrid, culminando su trecera (!) gira española del año. Pudimos disfrutar de un show en el que sólo estuvo presente la banda de esa segunda época de la que hablaba que, independientemente de que pueda ser mejor o peor que la primera, no es la única. En los 80 o 90 minutos que duró el show no sonó ni una sola canción anterior a Jessico, por lo que es normal que mucha gente eche de menos a los Babasónicos de los noventa, que probablemente nunca volverán. En cualquier caso, no podemos quejarnos de la explosión de pop que pudimos disfrutar, si bien eché de menos, además de lo dicho, algunos éxitos de los últimos discos: Los Calientes, Estertor... y algo más de fidelidad a la versión original en la sublime Irresponsables, que sonó algo más rockera y acelerada de lo debido. Pero no se puede tener todo en esta vida. Espero que podamos volver a disfrutar pronto de este grandísimo grupo por aquí.

Etiquetas: , , ,

Enlaces a este artículo

Crear un enlace

About

  • I'm David
  • From Madrid, Castile, Spain
My profile

Insultos, amenazas y demás a:

O directamente a los comentarios, como quieras.

No lea estos posts

No se suscriba

    Subscribe with Bloglines

    Google Reader

    Add to Netvibes

    Add to Technorati Favorites

    FeedBurner

Etiquetas

Enlaces