viernes, 23 de mayo de 2008

En Busca del Arca Perdida

DIOS: Moisés, llevarás estos Diez Mandamientos a los israelitas, para que me obedezcan.

MOISÉS: gracias, Señor.

DIOS: entonces guardarás los mandamientos en un Arca Sagrada, donde estarán a salvo.

MOISÉS: ¿y si alguien la encuentra e intenta abrirla?

DIOS: derretiré su cara.

MOISÉS: WTF???

DIOS: sí, sí, saldrán unos fantasmas del Arca y luego derretiré las caras de los intrusos. Sólo eso, hijo mío.

MOISÉS: ya veo, ya...



Indiana Jones y la Última Cruzada


DIOS: has encontrado el Santo Grial, valiente cruzado. Ahora debes llevarlo al Templo Sagrado y cuidar de él.

CABALLERO: no le defraudaré, Señor, defenderé el Cáliz de Cristo de cualquier intruso.

DIOS: no hará falta, ya que hice invisible el puente que lleva hasta él.

CABALLERO: ¿en serio?

DIOS: sí. Además, hay como nueve espadas protegiéndolo.

CABALLERO: perdona, Dios, pero... ¿qué coño van a hacer nueve espadas ahí?

DIOS: no lo has entendido. Las espadas están escondidas detrás de una pared con sensores de movimiento, así que cuando pase algún intruso... ¡Zas! Va a ser buenísimo. Además, pondré otras cien copas distintas al lado Cáliz verdadero, para que nadie sepa cuál es.

CABALLERO: (pausa) ya...

DIOS: ah, y también convertiré en esqueleto a todo aquel que beba del cáliz equivocado. Va a ser flipante.


Indiana Jones y el Templo Maldito

DIOS: sí, derretí las caras de los nazis cabrones que intentaron abrir el Arca. Y luego convertí en esqueleto al tío aquel que quería robarme el Santo Grial.

KALI: bah, yo prefiero arrancarles el corazón cuando aún late, y luego tirarlo a un pozo de lava.

DIOS: estás enferma.



Traducción (libre) de College Humor: "God, According to Indiana Jones"


Etiquetas: , , , , , ,

martes, 13 de mayo de 2008


Portishead: The Rip



Etiquetas: , , , , , ,

sábado, 10 de mayo de 2008

Es sábado por la tarde y mi dolorida cabeza no se encuentra en condiciones de ser sometida a una sesión estudio de microondas, instrumentación electrónica o cualquiera de esas polladas que algún día me gustaría saber para qué demonios me puse a estudiarlas. Esto de preguntarse "para qué" puede resultar muy divertido... Uno se plantea una actividad cualquiera que haya realizado a lo largo del día (estudiar, trabajar, ver una película de Lars Von Trier, escarificarse las nalgas, sodomizar a una yegua...) y a continuación trata de responder a la siguiente pregunta: "¿para qué lo hago?". Una vez obtenida la primera respuesta, vuelve a hacerse la misma pregunta, pero utilizando como argumento la respuesta anterior y así el proceso continua en un bucle indefinido.

Ejemplo:

  • ¿Para qué estudio? -> Para aprobar los exámenes
  • ¿Para qué apruebo los exámenes? -> Para sacarme el título de [inserte aquí profesión]
  • ¿Para qué me saco el título de [inserte aquí profesión]? -> Para trabajar de [inserte aquí profesión]
  • ¿Para qué trabajo de [inserte aquí profesión]? -> Para ganar dinero
  • ¿Para qué gano dinero? -> "Para jugar a las máquinas y hir de putas"
  • Etcétera.

    Hace unos días decidí aplicar esta sofisticada técnica a una cuestión mucho más trascendente y de interés que la del ejemplo anterior: ¿para qué escribo este blog? Tras un sesudo análisis que me llevó un par de minutos o tres, llegué a la conclusión de que este blog no tiene sentido. Sí, nunca antes me había preguntado por qué o para qué escribo aquí y el juego de los "para qué" me resultó muy útil, ya que en este caso comprobé que no era capaz de llegar ni al segundo paso. Y así fue como tomé mi decisión: no volver a publicar una entrada en este blog...

    Oh, wait!

    Ah, aquel día también descubrí los "demotivational posters".




  • Etiquetas: , , , ,