lunes, 30 de julio de 2007

Places Like This (lugares como este) es el título del nuevo álbum de Architecture in Helsinki, la banda australiana que poco a poco se consolida entre los grandes de la música independiente, dejando un poco de lado la experimentación y el espíritu un tanto "elitista" de épocas anteriores para ofrecernos una explosión de pop enérgica como los saltos que pegan en este primer videoclip...


Architecture in Helsinki: Hold Music


Habrá que esperar al 13 de agosto para tener este nuevo álbum en las tiendas, aunque hace algunos días se podía escuchar completo en el Myspace de Architecture in Helsinki. Ahora no está completo, pero sí aparecen los cuatro primeros cortes.




Etiquetas: , , ,

jueves, 19 de julio de 2007

Para concluir esta semana monográfica de Summercase sólo me quedaba arreglar un poco el comentario que hice del primer día, muy resumido a causa del escaso tiempo que había desde que acababa una jornada hasta que empezaba la otra, contando con dormir y tal... Como no quiero dar más la paliza a nadie, sólo añadiré vídeos y alguna foto, que es lo que faltaba. Como siempre, los vídeos son malísimos, pero es lo que hay:

  • The Hours:

    The Hours: Ali in the Jungle


  • The Sunday Drivers:
    The Sunday Drivers
    The Sunday Drivers


  • James:

    Tim Booth, cantante de James, entre el público de Boadilla


  • DJ Shadow. Oviando los gritos de los guiris histéricos, es el vídeo más decente que he encontrado:

    DJ Shadow: dos minutos nos tuvo esperando el muy cabrón... con Organ Donor


  • The Jesus and Mary Chain:

    The Jesus and Mary Chain: Head On


  • OMD:

    Orchestral Manoeuvres in the Dark: Enola Gay


    Andy McCluskey
    Andy McCluskey, cantante de OMD


  • Kaiser Chiefs:

    Ricky Wilson, cantante de Kaiser Chiefs


  • The Chemical Brothers:

    The Chemical Brothers



  • Etiquetas: , , , , ,

    martes, 17 de julio de 2007

    ¿Dónde lo dejamos ayer...? Vale, ya me acuerdo, dejamos al novio de Sofia Coppola mientras era devorado por sus fans en cierto estado de embriaguez. Continuamos:

  • Después de Phoenix llegaban los Flaming Lips, que ya llevaban un rato preparando toda la parafernalia de confetis, disfraces, globitos y demás bobadas que suelen llevar a los conciertos. Hay que reconocer que el inicio fue espectacular, con el cantante introducido en una gran burbuja que rodó durante más de un minuto pasando de mano en mano entre el enfervorizado público (mejor míralo en el vídeo al final). Y a partir de ahí la verdad es que no me quedan muchos más recuerdos interesantes. Globitos, serpentinas, decenas de personas sobre el escenario haciendo el moñas (papasnoeles, marcianitos...) y un repertorio de canciones excesivamente dominado por los tres últimos álbumes de una banda que tiene más de diez. Por supuesto, respeto completamente esta nueva época del grupo en la que parece que han alcanzado un mayor éxito comercial (ganando grammies y demás...) y entiendo que se identifiquen más con ella a la hora de preparar un concierto pero, personalmente, echo de menos algo de su época más joven: Clouds Taste Metallic, Oh My Gawd, Transmissions from Satellite Heart... Yo iba preparado al menos para escuchar She Don't Use Jelly, pero conviertieron el concierto en semejante sopor que terminamos yenndo a coger sitio para Arcade Fire unos cuarenta minutos antes de que empezaran. Fue la decisión más inteligente de la noche.


    The Flaming Lips: el numerito de la burbujita


  • Aquellos cuarenta minutos de espera merecieron la pena para conseguir situarse de cara al que se convertiría en el gran momento del fin de semana: Arcade Fire. Por supuesto, no pude ponerme en las primerísimas filas, ya que había cientos de personas que no se habían movido del sitio desde que empezó Phoenix en el mismo escenario dos horas y media antes, pero sí en un lugar aceptable y libre de agobios. En cualquier caso, aquello era lo de menos. Con Keep the Car Running comenzaba más de una hora de concierto con un grupo de diez personas (si no conté mal) totalmente entregadas, disfrutando de lo que hacían y disfrutando de un público extraordinario que coreaba todas y cada una de sus ya míticas canciones. Creo que no merece la pena tratar de explicar los sentimientos y las emociones que pasan por la cabeza de uno mientras salta y grita como una fan histérica al escuchar Rebellion (Lies) o Laika (hay a quien le jode, pero un concierto de rock, aunque sea de Arcade Fire, no es exactamente un auditorio) o mientras disfruta extasiado de la atmósfera creada por Ocean of Noise o Wake Up, con las que cuesta hasta retener las lágrimas, y, como veo que mucha gente llega aquí interesada en encontrar los set lists de los conciertos, concluyo con la lista completa de la actuación en Madrid, que acaban de poner en el foro, porque yo sería incapaz de haberlo reconstruido solo:

    Keep the Car Running
    No Cars Go
    Haiti
    Poupée de Cire, Poupée de Son (France Gall cover)
    Neon Bible
    Intervention
    (Antichrist Television Blues)
    Neighborhood #2 (Laika)
    Ocean of Noise
    Neighborhood #1 (Tunnels)
    Neighborhood #3 (Power Out)
    Rebellion (Lies)
    bises:
    Wake up


    En Barcelona, además de cambiar el orden de alguna canción tocaron Black Mirror y Windowswill, faltándoles (Antichrist Television Blues).


    Arcade Fire: Neighborhood #2 (Laika)


  • Después de Arcade Fire uno podía haberse ido ya a casa tranquilamente con una sonrisa en la cara y la sensación aquella del deber cumplido, pero la noche era muy larga y aún se podía sacar algo de ella. La siguiente estación fue Bloc Party y la sensación de déjà vu previsible al haberles visto ya hace escasamente dos meses. Si bien no estuvieron a la altura del concierto de La Riviera, no fue una mala opción para continuar, con un Kele muy animado que se apuntó a la moda de meterse entre el público por un momento. No puedo contar mucho más porque a partir de aquel concierto ya empezaba a notarse el peso de las horas y, sobre todo, de las cervezas.


    Kele Okereke, cantante de Bloc Party


  • Después de Bloc Party había un rato para ver terminar a LCD Soundsystem, uno de los grupos que más ganas tenía de ver, pero no pudo ser, era el momento de descansar un poco y la verdad es que la carpa en la que tocaban estaba absolutamente repleta, así que habrá que esperar otra ocasión mejor. Llegados a este punto y ya ligeramente recuperados de lo que hasta aquel momento había sido una noche intensísima, sólo quedaba rematar la fiesta con los 2manydjs. Poco más se les puede pedir a estos belgas, que nos tuvieron allí bailando sin parar durante las casi dos horas que estuvieron... bailando y, en mi caso, sin parar de beber cerveza y viendo como los euros volaban de mi bolsillo gracias al escandaloso precio de las cañas, las cuales terminarían pasándome al día siguiente una factura que no era precisamente económica. De la sesión la verdad es que no puedo recordar demasiado, debido a mí estado, pero sí creo que puedo decir que no decepcionaron, con mucha electrónica y sabiendo introducir algún tema de rock esporádicamente para contentar a la horda gafapastil (pincharon algo de Arcade Fire, aunque soy incapaz de recordar qué canción)...


    2manydjs: comienzo de su sesión en Boadilla


    ...y así es como terminaba todo, a las 6 de la mañana y después de más de 20 agotadoras horas de música tras las cuales sólo queda esperar que se pueda repetir algo así el año que viene...


  • Etiquetas: , , , , , ,

    lunes, 16 de julio de 2007

    La resaca post-festivalera me impidió escribir ayer algo en condiciones, y lo que aún queda de ella (por increíble que parezca) creo que me lo va a seguir impidiendo hoy, pero algo habrá que poner...

    Llegaba al segundo día de Summercase con dos objetivos ineludibles: ver a Editors y Arcade Fire... todo lo que pudiera venir después sería un regalo. La tarde comenzó un poco accidentada, constatando desde ese momento gran parte de las carencias organizativas de este festival. Tuve que perder cerca de media hora toreando a estúpidos seguratas para conseguir pasar mi nueva cámara, una compacta que previamente al festival me garantizaron que se podía llevar y con la que el día anterior no tuve ningún problema a la hora de entrar. La verdad es que al final no terminé haciendo más de dos o tres fotos decentes, ya que aún no sabía utilizarla muy bien, pero estaba claro que tenía que pasarla por pura cabezonería y por demostrarle al segurata que soy más listo que él y que por mucho que el hijo de puta (hay que decirlo más) se empeñara en retenerme siempre me quedaría algún recurso para conseguir "huir" y entrar al recinto por otra puerta en la que mi cámara pasara desapercibida. Sobra decir que lo conseguí, pero esto es una historia que no tiene absolutamente ninguna relevancia, más que la de avisar a futuros asistentes de que han de andarse con cuidado con el tema de las cámaras fotográficas, porque en ocasiones es difícil entrar con ellas y poder llevarse algún recuerdo del festival. Pasemos a lo realmente importante, pues...

  • Llegamos justo a tiempo para escuchar a los 1990s en la carpa pequeña, mientras caía la primera y refrescante cerveza de la tarde (de precio escandaloso, todo hay que decirlo). Los 1990s son un grupo formado recientemente en Escocia, integrantes de esa "nueva ola de la nueva ola de la nueva ola" (ha habido tantas olas y tantas nuevas olas que no estoy muy seguro de la multiplicidad que ha de llevar la palabra "nueva", pero espero que se me pueda disculpar la imprecisión) del rock británico que inunda festivales de toda la geografía española y europea durante estos tiempos: Kaiser Chiefs, Arctic Monkeys, Kasabian, Futureheads, The Ordinary Boys... 1990s llegaban aquí presentando su primer álbum, llamado Cookies, con un pequeño repertorio de canciones sencillas a la vez que animadas, ideales para pasar un buen rato a esas horas de la tarde mientras uno se prepara para lo que viene después. Poco más de media hora con una banda de apenas tres personas bastaron para cubrir las expectativas que tenía de este grupo que coincidió con los Hidden Cameras, otros que recibieron buenas críticas, pero uno no puede ver a todos a la vez, claro. La calidad de los vídeos que mostraré a partir de ahora sobre esta y otras bandas deja bastante que desear, pero es lo único que he podido encontrar:


    1990s: Situation


  • Editors. Fue una auténtica pena lo de este grupo, una de las grandes atracciones del festival, condenado a tocar por la tarde y en 40 escasos minutos. Aun así, dieron un gran espectáculo, demostrándonos a todos que en directo suenan tan enormes como en las grabaciones. Blood, All Sparks, Munich, An End Has a Start, Smokers Outside the Hospital Doors... a pesar de las limitaciones, no faltó casi ninguno de los grandes temas de la banda liderada por Tom Smith. Espero que vuelvan muy pronto por aquí, y si lo hacen seguro que será en mejores condiciones. Lo merecen como nadie.


    Tom Smith, cantante de Editors


  • Después de los Editors llegaba un momento ideal para descansar, comer algo y seguir bebiendo... aun así y, a pesar de perderme a Sr. Chinarro, lo cual me dolió un poco, hubo algo de tiempo para ver terminar a Lily Allen, una de las artistas peor criticadas de esta edición (desde antes del festival), por la sencilla razón de que su música no encaja en el espíritu gafapasta que impregna todos y cada uno de los rincones de este festival. Está claro que no era una de las grandes figuras del Summercase, pero el rato que la estuvimos escuchando sirvió para aportar un poco de variedad, que nunca viene mal, al descarado monopolio del rock y del indie pop en las tardes del Summercase. Hay quien dice que la chica iba muy borracha en el concierto... pues lo que yo digo es que el que se atreva a decir eso no vio el año pasado a Adam Green en Madrid.


    Lily Allen: Littlest Things


  • En torno a las 10 de la noche se daba uno de esos malditos triángulos de coincidencias con los que uno no sabe qué hacer: The View, Phoenix y PJ Harvey. En cuanto a los primeros, tenía más o menos asumido que me los perdería, a pesar de que me apetecía bastante escuchar a este grupo que tanto me recuerda a los grandiosos y, de momento, disueltos, Libertines. De PJ Harvey no soy muy seguidor y no he escuchado más de un disco suyo, pero a mis amigas les apetecía verla, así que allí estuvimos los primeros minutos en una carpa a reventar de gente. Iba ella sola. Su maravillosa voz, una guitarra y un teclado le bastaron para contentar a una enorme legión de fans que coreaba absolutamente todas las canciones, tanto que en algunos momentos a quien más se oía era al público. Poco después, abandonamos la agobiante carpa para acercarnos a ver terminar el que fue uno de los mejores conciertos de la noche. Phoenix es un famoso grupo francés del que ya he hablado aquí en alguna ocasión: pop electrónico combinado con guitarras capaz de convertirse en una auténtica fiesta, que terminó con el cantante como loco cantando entre el público. Fue uno de los grandes momentos del fin de semana. Casi se lo comen:


    Phoenix: Napoleon Says


    Y hasta aquí hemos llegado hoy. Hay que dosificar un poco la crónica con la que continuaré mañana, y está muy claro de quién voy a hablar... de una banda fuera de lo normal, incomparable con cualquier otra de las que existen actualmente, que consiguió hacerme pasar uno de los mejores momentos de mi vida.


    Arcade Fire


    Tampoco faltará un repaso al primer día, que el sábado quedó, como era de esperar, muy esquemático.


  • Etiquetas: , , , , , ,

    sábado, 14 de julio de 2007

    Como ando mal de tiempo y soy un caradura, copypasteo deirectamente de lo que he puesto en el foro del Summercase sobre lo que vi ayer:

  • The Hours: llegué justo a tiempo para escuchar ese puto temazo que es Ali in the Jungle (la última que tocaron), aunque me parece que estuvieron muy poquito tiempo. Auguro que dentro de poco serán considerados una gran banda que pueda tener un mejor sitio en festivales como este.
  • The Sunday Drivers: correcto para ser un concierto de media tarde. Se empezaba a notar que iba llegando gente y ya nos íbamos animando un poquito.
  • James: faltaron algunas canciones de las que más me gustan y creo que estuvieron un poco relajados al principio. Un buen concierto en todo caso, no se puede esperar menos de James.
  • DJ Shadow: enorme, como era de esperar. Un elegante y arrollador chorro de beats y scratches como el de Josh Davis es lo que necesita cualquier buen festival para descargarse de tanto guitarreo. En su línea con el numerito que suele montar con Organ Donor, aguantando nada menos que 2 minutos de silencio con la gente pidiendo a gritos la clásica melodía, y con una muy buena selección de temas que convirtieron su sesión en una de las mejores actuaciones de la noche.
  • The Jesus and Mary Chain: un poco coñazo. Aunque es un grupo que me encanta para escuchar en casa, así que siempre merece la pena escuchar todos esos pepinazos (Some Candy Talking, Happy When it Rains, Head on...) en directo.
  • Orchestral Manoeuvres in the Dark (OMD): impresionante, grandioso, majestuoso, sublime... no hay palabras para definir este concierto, que fue el mejor del Summercase y uno de los mejores de mi vida. No era un grupo que en principio me interesara especialmente, de hecho, sólo los conocía desde que los anunciaron para venir aquí, pero fue entrar por casualidad en la carpa y disfrutar como muy pocas veces en un concierto. Estábamos descansando tranquilamente cerca de la carpa, pensando en ver un poco del final de Air, cuando empezó a sonar un himno (Enola Gay) al que no nos pudimos resistir... entramos en la carpa y ahí empezó todo. Sin ser un gran conocedor del grupo, comenzaron a engancharme con algunos temas del Architecture and Morality y con otros que ni siquiera conocía, para llegar a un final apoteósico con todo el público absolutamente entregado. Sinceramente, creo que nadie quería que acabara aquello y si hay algo que me hace pensar que no estoy siendo demasiado subjetivo y me estoy dejando llegar por la emoción es que ahora mismo no recuerdo ningún concierto con una ovación tan larga al final. Lo dicho, muy grandes.
  • Kaiser Chiefs: no terminó de convencerme este grupo, de estilo, como dicen algunos, un tanto "hooliganesco"... sí, sería una fiesta, pero yo creo que la mayoría estábamos pensando en reservar fuerzas para lo que venía después.
  • The Chemical Brothers: correctos, pero no me impresionaron especialmente, para ser la primera vez que los veía. Me hubiera encantado escuchar algo más de esa puta obra maestra que es el Dig Your Own Hole, pero la verdad es que a esas horas era difícil ya sacar fuerzas... tuvieron un comienzo arrollador, calcado al de Glastonbury que puse ayer, pero al final acabaron cansándome un poco. Era demasiado tarde, me parece.

    Y hoy... ¿Qué nos queda hoy? Pues, por ejemplo...


    Editors: Blood


    Me temo una tremenda avalancha de gente para verlos, pero está claro que no se puede faltar:

    Arcade Fire: Neighborhood #2 (Laika)


  • Etiquetas: , , ,

    jueves, 12 de julio de 2007


    The Chemical Brothers: Do it Again & Hey Boy Hey Girl, en Glastonbury 2007


    Pues eso, a ver si esta noche lo vuelven a hacer... será a altas horas de la madrugada, precedidos por James, DJ Shadow, The Jesus and Mary Chain, Air, OMD... Se intentará sobrevivir:


    Orchestral Manoeuvres in the Dark: Enola Gay



    Etiquetas: , , ,

    miércoles, 11 de julio de 2007

    De mi época de frikismo videojueguil adolescente ya no queda prácticamente nada. Hace unos meses cancelé la subscripición a la última revista de videojuegos que he leído, a "la play" ya sólo juego para ser humillado por mis amigos en el PES y hace ya unos cuantos meses que no me conecto a un servidor de mi amado Counter-Strike. Queda tan poco de aquella época que los videojuegos a los que más juego últimamente (no mucho, en cualquier caso) son cutreces de esas de flash que uno puede degustar gratis por la Internet. Y es que hoy he vuelto a caer en la tentación. Descubrí hace unos diez meses una página en la que tienen varios jueguecitos chorras para "ejercitar la mente", de entre los cuales uno sobresalía por lo irritante y endiabladamente difícil que resultaba:



    Tal fue el vicio que tuve en su momento que conseguí una puntuación casi insuperable, la cual intenté mejorar (en vano, por supuesto) la tarde que volví a caer, es decir, la de hoy:

    Bolitas


    Si alguien lo supera, ruego que deje constancia de ello aquí para hundir un poco mi autestima, y tal.


    Etiquetas: , , , ,

    martes, 10 de julio de 2007


    The Jesus and Mary Chain: Just Like Honey


    Podría poner una traducción directamente sacada del Google o algún otro bochornoso traductor automático (como esta)... podría, pero no lo haré. En su lugar trataré de llevar a un castellano ligeramente legible lo que nos cuenta esta canción de The Jesus and Mary Chain, ya que he notado que, casualmente, una parte considerable de las visitas que tiene este blog está compuesta por aquellas que llegan a través de Google en busca de traducciones de canciones. Este es el motivo (absurdo como la vida misma) por el que pretendo ponerme en ridículo públicamente escribiendo una versión en castellano de Just Like Honey:


    Escucha a la chiquilla
    mientras medio mundo adquiera
    elevándose y tan viva
    en su pringosa colmena,

    La colmena
    está bien, muy bien,
    tan bien...

    Volver hacia ti
    es lo más duro que yo
    podría hacer,
    que podría hacer
    por ti.

    Seré tu juguete de plástico,
    seré tu juguete de plástico,
    para ti.

    La espuma tragar
    es lo más duro que yo
    puedo aguantar.*

    *Espero que puedas hacer un esfuerzo por disculpar la desfachatez y la infamia con la que he traducido esta última estrofa.


    Se suele decir que esta canción siplemente trata sobre comer coños sexo oral, por las referencias a ciertos juguetes sexuales y a tragarse no sé qué líquidos, además de la palabra "suck" (chupar) que aparece escrita un par de veces en el videoclip, pero hay quien parece que le da otro tipo de interpretación, como Sofia Coppola cuando la incluyó en el hermoso final de Lost in Translation. En cualquier caso, la canción sólo era una excusa para expresar mi entusiasmo ante lo que se avecina para dentro de apenas cuatro días.


    Etiquetas: , , , , , , , ,

    jueves, 5 de julio de 2007



    He dedicado gran parte de la tarde de hoy al bello y productivo arte de los castillos de naipes. Lejos de la opulencia de algunos (ver foto de arriba), mis máximas aspiraciones en este campo de la técnica se limitan a conseguir una torre de cuatro pisos y conseguir una instantánea de la hazaña en los escasos segundos que aguante en pie. Podría intentarlo con más pisos, pero tengo la excusa de que sólo cabían cuatro columnas en la base sobre la que comencé a construir... y así es como se pasa la tarde uno:

    Castillo de naipes

    Castillo de naipes

    3 pisos

    4 pisos

    Torre de naipes


    Etiquetas: , ,

    domingo, 1 de julio de 2007

    El tema de hoy es ese, ni más ni menos. Como no tengo nada mejor que hacer, he decidido hacer una selección de cinco magníficos videoclips para rellenar el blog. Lo único que tienen de especial es que son de hip-hop, ese género artístico tan fácilmente repudiado por aquellos que no lo conocen aunque crean conocerlo y tan admirado por los pocos que sí lo conocen realmente. El motivo de la tirria que le tienen algunos quizá sea la visión estereotípica de esta cultura que gracias a los medios de comunicación puede uno llegar a tener, por eso he elegido cinco videoclips que de tópicos de niggas con cadenas de oro conduciendo cadillacs tuneados, tías buenorras en bikini y demás no tienen mucho. Además, vienen de cinco países diferentes, que esto no es sólo cosa de yanquis...

  • 1. Desde Francia, un senegalés de nacimiento que es toda una celebridad en el mundo francófono, donde se le compara con los grandes poetas que han salido de aquellas tierras. Hay quien se refiere a MC Solaar como el Molière del siglo pasado, aunque yo lo único que puedo decir es que Caroline es una de las canciones más bonitas que he escuchado en mi vida. Prometo dedicar un post futuro a esta canción, traduciendo la letra para el que no la entienda, pero hacerlo aquí extendería demasiado esta entrada ya de por sí larga:

    MC Solaar: Caroline

  • 2. Desde Australia vienen los Avalanches, un grupo que nos muestra lo que el sampling puede llegar a aportar a la música... y no sólo eso, con Frontier Psychiatrist nos ofrecen un vídeo construido a base de "samples" visuales. Surrealista y genial:

    The Avalanches: Frontier Psychiatrist

  • 3. Seguimos combinando un gran tema basado en samples con un vídeo impactante. Es el turno de Eric B. & Rakim, uno de los grupos más influyentes de la historia del rap, desde New York City, remezclado por los ingleses Coldcut:

    Eric B. & Rakim: Paid in Full

  • 4. Kemuri. Ya enlacé este videoclip el día que hablé de mis palabras favoritas. Este es un vídeo sencillo para bucear en la sencillez de los beats y los scratches del japonés DJ Krush (cómo se nota que se me van acabando las ideas para presentar los vídeos):

    DJ Krush: Kemuri

  • 5. Desde Bristol, Inglaterra, viene un mítico videoclip de Massive Attack y su inseparable (hasta entonces) colaborador Tricky. El trip hop es un estilo musical originado en Inglaterra a principios de los años noventa, cuya fuente de inspiración era la cultura hip-hop emergente en la Europa de aquella época. Por eso me permito el lujo de incluir este vídeo en esta selección:

    Massive Attack: Karmacoma


  • Etiquetas: , , ,